Loading...
  [email protected]  +(34)933482645

DIMe Magazine

Aquí encontrarás todas las novedades sobre desarrollo de negocio, innovación, marketing y emprendimiento, que te ayudarán a llevar tu empresa, negocio o start-up a un paso más cerca de la innovación.

La regla del 70-20-10 para la innovación

Rate this item
(0 votes)


 

Una de las preguntas más frecuentes de las empresas es cómo administrar los recursos que tienen destinados para la innovación. ¿Disrupción, continuidad en los productos actuales o explorar nuevas rutas para la empresa?

El ejemplo más claro de no tener una guía en este aspecto de innovación es General Electric, la cual se enfocó mucho en disrupción, descuidando la propia ejecución.

Para solucionar este problema, empezar a tener una guía estratégica y poder enfocar según importancia los objetivos, se ideó la regla 70-20-10. Google lo está utilizando y es increíblemente fácil de aplicar y aprender.

- 70% - Innovación sostenida

Este tipo de innovación suele alinearse con la estrategia actual de la organización. Normalmente son nombradas como “innovaciones incrementales”, ridiculizándolas delante de las disruptivas, pero sin dejar de ser el principal esfuerzo de las compañías.

El motivo de este centro y foco en esta estrategia es que resulta mucho menos costosa que la disruptiva, ya que encaja bien con los procesos actuales, además este método asegura más los resultados, ya que suelen gustar a los clientes estos pequeños cambios y mejoras introducidas en los productos y servicios actuales.

Empresas como Google y Apple, líderes en innovación, centran su foco en este tipo de innovación. De forma cuantitativa, se representa a través de un 70% de los recursos destinados a innovación.

- 20% - Explorando las adyacencias

Normalmente, cada negocio llega a un punto en el que su producto o servicio baja su potencial en el mercado o llega al máximo rendimiento y no puede conseguir más cuota de mercado. 

Por esta razón, es necesario explorar nuevas líneas estratégicas que permitan a la empresa orientarse a otros mercados con tendencias alcistas y gran margen de progresión, donde se puedan conseguir más beneficios. El ejemplo de Amazon es perfecto, pasó de solo vender libros a acaparar todo tipo de categorías existentes en el mercado. Otro caso, el de la industria automovilística, la cual ya está invirtiendo mucho capital en la tecnología de automóviles eléctricos, el futuro de la industria.

Es una metodología de innovación muy extendida en el mercado que aporta muchas ventajas respecto a los competidores, aunque el inconveniente en este aspecto es el riesgo que existe en su aplicación, ya que no solo unos pocos lo están utilizando e implementando.
 
- 10% - Construyendo un nuevo paradigma

El ejemplo más emblemático e histórico es el de IBM, una empresa especializada en tecnología disruptiva en todas sus etapas del negocio. Es una forma poco común de centrar el foco de innovación de la empresa, pero que te diferencia drásticamente de los demás.

Este tipo de innovación suele ser la llamada “innovación disruptiva”. 

Por supuesto, el riesgo de su aplicación es el alto grado especulativo, ya que no se sabe si funcionará, si gustará realmente al cliente, si se podrán adaptar, etc. Por esta razón, es importante destinar un pequeño porcentaje del presupuesto en esta estrategia, que te permita invertir de forma continua sin incurrir en riesgos para el negocio. 

Eso sí, si realmente funciona alguna de las invenciones, suele marcar un antes y un después en el mercado. Además de ayudar a revolucionar la industria y crear nuevos productos o servicios relacionados.

- Alimentando la innovación

Esta regla del 70-20-10 es importante para tener un plan estratégico y una idea general de cómo distribuir el presupuesto en los diferentes tipos de innovación, permitiendo a la empresa poder innovar de forma eficiente y eficaz, aumentando sus posibilidades para obtener ventajas competitivas que diferencien a la organización.
Read 506 times