Loading...
  [email protected]  +(34)933482645

DIMe Magazine

Aquí encontrarás todas las novedades sobre desarrollo de negocio, innovación, marketing y emprendimiento, que te ayudarán a llevar tu empresa, negocio o start-up a un paso más cerca de la innovación.

El “machine learning” influirá en todas las profesiones y trabajos, ¡Hasta en los más creativos!

Rate this item
(0 votes)



Actualmente las capacidades de las máquinas son tan potentes, que llegan para realizar incluso tareas creativas, como por ejemplo abogacía, medicina o composición musical. Lógicamente, aun no tienen las habilidades para ciertas faenas que requieren de trabajo humano, pero ya están empezando a colaborar y trabajar en compañía con ellos, para ayudar e incrementar la producción, rapidez, precisión, efectividad y beneficios. Esto, puede crear cambios disruptivos y profundos en la ejecución de las profesiones y la forma de trabajar. Los sistemas de aprendizaje automático sirven principalmente para trabajar con grandes volúmenes de datos y el big data, cuando se pueden fijar objetivos claves, las metas y métricas de una tarea, cuando el trabajo no exige largas cadenas de razonamiento sino asociaciones empíricas de datos, cuando no hace falta detallar cómo se toman las decisiones, cuando la función a realizar no cambia rápidamente en el tiempo, no requiere movilidad ni habilidades físicas, y cuando la tarea permite cierta tolerancia al error, no siendo exigible el 100% de precisión. Por ejemplo, una máquina no podrá substituir en todas sus funciones a un abogado, pero realizar un estudio y clasificación de la documentación potencial necesaria para algún caso podría ser una de las tareas a realizar. Para entrevistas con testigos o desarrollo de estrategias para ganar casos aún no están del todo preparadas, por lo que es necesaria la intervención humana.



Ocurre lo mismo en el sector médico/farmacéutico. Existen algoritmos para predecir y diagnosticar el tratamiento de un caso en base a documentación como imágenes de rayos X, resonancias o tomografías, y además con mejor precisión que los humanos. Pero lo que de momento no pueden hacer es tener la capacidad de decisión de tratamientos, comunicarse con los pacientes o tranquilizarlos. En un futuro, seguramente adquieran las habilidades, en base al aprendizaje automático, para interactuar de forma emocional con los humanos, de hecho, muchas empresas ya están utilizando el “machine learning” para conseguirlo. Aunque trabajos creativos y de cualificación elevada puedan ser ejercidos por máquinas, eso no quiere decir que se reduzcan o se limiten los puestos de trabajo, ya que siempre será necesaria una persona para definir, afinar y supervisar a la máquina. Además, algunos expertos de todo el mundo en IA y “Machine Learning” han afirmado que a causa del efecto de las máquinas en el mundo laboral, las posiciones de más valía, se verán recompensadas y obtendrán nuevas oportunidades económicas para las personas. Asimismo, en otras tareas que requieran de menos capacidades, siempre podrán servir de ayuda las máquinas, ya que aportarán y posibilitarán productos, procesos y servicios totalmente nuevos, desconocidos hasta la fecha, de modo que no dejan de ser hipótesis las creencias de que las personas se quedarán sin trabajo en el futuro.  Tal y como dijo López de Mántaras (experto en estas temáticas): “Lo que hay que hacer es poner a máquinas y humanos juntos, a trabajar colaborativamente, porque es la fórmula más eficaz”.



En todo el mundo, son muchos los expertos que coinciden en afirmar que la interacción entre máquina y humano, solo puede generar beneficios para la sociedad, enriqueciendo las oportunidades y posibilitando nuevas ideas y concepciones.  Pero lo que sí que está claro, es que la incidencia de estas tecnologías será muy notable en el mundo profesional, afectando a muchas empresas y sus sistemas organizativos, modificando puestos de trabajo, pero no necesariamente reduciéndolos.
Read 155 times