El futuro del trabajo: ‘the crowd is the new cloud’.

Rate this item
(2 votes)

En un futuro cercano la mayoría de tus oportunidades de generación de ingresos van a estar mediadas por plataformas digitales. Tu jefe será un algoritmo que te asignará tareas en función de tu reputación y logros pasados. Todo eso será así a no ser que hagamos algo al respecto.

Tradicionalmente, siguiendo la teoría de los costes de transacción, organizaciones y empresas han internalizado un buen número de procesos para ser más ágiles en la consecución de sus objetivos. Lo que ocurre ahora es que, gracias a la plataformas digitales, resulta más costoso internalizar algo que conectarse a ello como un recurso externo. Las plataformas digitales reducen de manera drástica los costes de coordinación, los costes de transacción y la asimetría informativa. Todo ello cambia la naturaleza de las organizaciones y nos conduce a la plataformización del trabajo. Tu “contrato” de trabajo será definido por los términos y condicionesde la plataforma.

Las empresas vienen externalizando desde hace décadas servicios de limpieza, seguridad, reprografía, informática, etc. Ahora este proceso de externalización llegará a todos los ámbitos de su actividad. Todos.

La empresa pasará a ser un director de orquesta que tomará recursos de un talent pool bajo demanda, todo ello optimizado mediante inteligencia artificial para tener el talento que necesite, cuando lo necesite, donde lo necesite.

Las empresas que no aprendan a organizarse de esta manera dejarán de ser competitivas y sucumbirán. Los trabajadores que no sepan ofrecer su talento mediante plataformas digitales pasarán a ser parte de “la clase inútil”. Es por ello que podemos afirmar que the crowd is the new cloud. Bienvenidos a la era del human cloud.

 

Ejemplos que ayudan a ilustrar esta tendencia por si tienes dudas:

  • En la escala más baja hablamos de click workers con plataformas como Amazon Mechanical Turk, Clickworker, CloudFactory o Crowdflower, entre muchos otros. Microtareas que, muy probablemente, en un futuro hará la inteligencia artificial.
  • Subiendo de escala en la complejidad de la tarea y en el pago tenemos los gig-workers, la fuerza laboral de la economía bajo demanda. En Uber (socios), Glovo (Glovers), Deliveroo (Riders), TaskRabbit (Taskers), etc... para tareas puntuales con entrega física. Los gigstambién pueden entregarse online mediante plataformas como Fiverr, 99 Designs, Freelancer, UpWork o PeoplePerHour donde, ojo, la competencia es 100% global.
  • Lo más parecido a los contratos de antaño serán los trabajos temporales en el sector servicios e industria, los blue collar del mundo anglosajón. Esta categoría también se ha pasado al mundo de las plataformas. CornerJob o JobToday son ejemplos nacionales líderes a nivel mundial en este segmento. Alguna ventaja tenía que tener ser uno de los mercados laborales más precarizados en Europa, ¿no?
  • Cuando las tareas ya se parecen más a misiones, como pequeños proyectos o consultorías especializadas (white collar), podemos acudir a plataformas como la española Vibuk, Catalant, TopTal, Trinet, UpCounsel, etc. Incluso PwC ha creado su propia plataforma de consultores externos TalentExchange. Aquí la relación con el talento ya puede ser más personal, pero esto no implicará una relación permanente entre la empresa y el talento.
  • Y en un siguiente escalón, en la cúspide de la pirámide, estaria la plataforma creada por DIMe Network. Un plataforma multisectorial creada para que las empresas realicen su consultoria on-line. Esta es MAKE IT HAPPEN. 

Y gestionar todo esto para la empresa va a ser un lío, ¿no? No te preocupes. Para facilitar la relación y gestión de todo este talent pool ya tenemos empresas que están creando en nuevo sistema operativo laboral.

 

 

 

 

Cañigueral, Albert (31/10/2017). El futuro del trabajo: ‘the crowd is the new cloud’.,  Retina el  País. Recuperado de: https://retina.elpais.com/retina/2017/10/23/innovacion/1508777406_417303.html

Read 156 times